GRAMÁTICA DEL ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA

ACCEDER  ACCEDER

PRESENTACIÓN

Estas obras tratan de gramática. Gramática para estudiantes extranjeros de español. Esta presentación es, en cambio, especialmente, para profesoras y profesores de español. Son ellas y ellos quienes seguramente pueden poner en contacto, si lo consideran oportuno, las páginas que siguen con las personas que aprenden español. Y son quienes pueden secuenciar, administrar y guiar los contenidos que se proponen, porque son quienes tienen las claves sobre la mejor manera de hacerlo en cada uno de sus contextos de enseñanza.

Los repertorios que acogen se ciñen a los que estipula el Marco Común Europeo de Referencia para la enseñanza de las lenguas y también, y también, en parte (pues se extienden y se contraen, siempre de forma justificada y muy meditada), a los que señala el Plan Curricular del Instituto Cervantes para los niveles A y B, respectivamente. Sus páginas se nutren de las necesidades comunicativas de los estudiantes, formuladas y recogidas a lo largo de los años de docencia, de los errores constatados de estudiantes de estos niveles, y de también de corpus de lengua diversos, tan reales como esos errores.

Obviamente, el estudio de estas obras no se articula como una lectura lineal: no es su objetivo ni tampoco podría serlo. Por ello cada unidad (y cada una de las lecciones de esas unidades) se organiza como una serie de “cápsulas” de información razonablemente autónomas que se pueden alternar en el modo deseado, de acuerdo con el programa docente y con el nivel de reflexión gramatical que decida cada profesor/a en función de las características y necesidades del curso y del grupo.

Creímos en su día, y seguimos creyendo, que había y hay espacio para una gramática como esta. Una gramática que está escrita desde una perspectiva que explora territorios y procedimientos que otras descripciones esquivan, y también para enlazar con lo que otras aligeran o ignoran. Una obra que descansa en lo que parece ya conocido e innova en la puesta en contexto y en la activación de la formación de hipótesis de funcionamiento y en el descubrimiento mediante la práctica, sin que sea necesario abandonar las páginas del libro. Una gramática que usa lo visual, los esquemas y los ejercicios sin competir con la filosofía del manual de clase ni con la obra de referencia erudita. Un espacio distinto, 100% ELE, en suma.

Por eso nos embarcamos en esta aventura, larga, minuciosa, en la que la descripción de la lengua se vincula a su uso y a las necesidades comunicativas reales de los estudiantes. Una gramática entendida como instrumento, como puente hacia el significado, y en todos los casos orientada a este.

Esa es su contribución: hacer significativas las formas al estudiante, y arroparlo con imágenes, ejemplos y ejercicios en la reflexión ante la adopción de decisiones aparentemente formales, haciéndolas significativas. Una gramática razonada y razonable, con la que contribuir a desarrollar una competencia gramatical inserta en las restantes.

Y en relación con lo anterior, creímos y seguimos creyendo en la primacía del uso y sus razones, por lo que en los intercambios comunicativos propuestos y abordados no se ha dado casi cabida a lo metalingüístico. El resultado es, pues, más una obra “de profesores” que de lingüistas, precisamente porque queremos que sea una obra “para estudiantes”. Es una gramática para exportar, que contempla también las necesidades del profesor no nativo y no experto; que busca ser válida en situaciones de aprendizaje diversas y para diferentes perfiles de profesorado y de estudiantes.

Tras estas líneas siguen muchas páginas de descripciones / explicaciones y ejemplos, y viceversa, porque a menudo son los ejemplos los que articulan las descripciones y las explicaciones. En esas páginas hay también muchas series de ejercicios y actividades. Un número significativo, pero sin voluntad de ser exhaustivo: se presenta como el número necesario para que docentes y estudiantes puedan ser capaces de descubrir, aprehender y comprender el contenido gramatical que se propone. Será la acción conjunta de ambos, en el aula y fuera de ella, la que configure el modo de activar y usar los contenidos aprendidos.

Descripciones / explicaciones y sus correspondientes ejemplos conviven con los ejercicios y las actividades. A menudo “físicamente”: la decisión de presentar la obra en este formato horizontal, apaisado, responde (además de a facilitar la proyección en una pantalla) precisamente a esa voluntad de simultaneidad. No entendemos los ejercicios y las actividades como una prueba cercana a lo memorístico al final de cada unidad. Actividades y ejercicios son parte integrante, indisoluble, de la aproximación al hecho gramatical que se presenta en cada caso, y que en ocasiones, incluso, proponemos a la inversa: los ejercicios y las actividades, su observación, son los que propician la descripción / explicación. Conducen a la apropiación de un contenido gramatical mediante la propia (re)construcción de un enunciado.

Y es una tarea que hemos querido que solo sea posible si el estudiante atiende al significado del conjunto: hemos pretendido desterrar, de los ejercicios y de las actividades, las respuestas mecánicas y repetitivas. Esta decisión ha implicado una atención fundamental a las “soluciones” (accesibles de forma inmediata con el correspondiente código QR al inicio de cada unidad, porque entendemos que la inmediatez es importante en el trabajo con ellas). Las páginas de la obra se complementan con otras -muchas- dedicadas a presentar las soluciones. También, en atención al significado, no hay listados de respuestas correctas, sino enunciados completos donde la opción adecuada cobra pleno sentido. Asimismo las opciones, con frecuencia en plural, cuando se plantean, son plurales porque es posible pensar y resolver numerosas propuestas con más de una alternativa. Esta parte de la obra, las “soluciones”, se aleja de toda presumible misión evaluadora –que no se pretende–, y se presenta como un componente más del aprendizaje. Para ello, un buen número de ejercicios aparecen arropados en las soluciones con explicaciones adicionales de por qué una determinada forma se asocia con el significado perseguido, ampliando así el contenido de la unidad.

Creímos y seguimos creyendo que esta interacción de conceptos sobre cómo des-cubrir la lengua y re-pensarla conceden espacio propio, diferenciado, y deseamos que útil, a estos papELEs y este ELEfante en la enseñanza de la gramática del español como lengua extranjera. Para saber más sobre los fundamentos didácticos de estas obras, pulsa AQUÍ.

Finalmente, solo nos resta añadir algo obvio: esta obra, de distribución gratuita, sin ningún interés comercial en sí misma ni tampoco en el espacio web que la acoge, marcoELE, se presenta con total independencia de cualquier editorial. Eso ha representado, por un lado, una total libertad creativa y expositiva, algo que nos satisface enormemente, pero, por otro, la ausencia de profesionales del diseño y la maquetación que podrían haber resuelto satisfactoriamente algunos de los problemas con los que nos hemos topado durante la publicación. Por esa razón os agradeceremos sinceramente que nos hagáis llegar a este correo cualquier posible error que detectéis, para intentar subsanarlo de inmediato y, por supuesto, vuestros comentarios e impresiones.

Lourdes Díaz Rodríguez
Agustín Yagüe Barredo