Calcos estructurales entre la lengua española y la china

LAURA VELA ALMENDROS
UNIVERSIDAD DE LENGUAS WENZAO, TAIWÁN

BIODATA

Doctora en Lingüística por la Universidad Complutense de Madrid. Profesora a tiempo completo en el Departamento de Español de la Universidad de Idiomas Wenzao (Taiwán) desde 2003. Asistente de Asuntos Internacionales del mencionado departamento desde julio de 2011. Integrante del Comité del I y II Congreso Español como Lengua Extranjera en Asia-Pacífico (CELEAP). He publicado trabajos sobre lexicografía, lingüística y español con fines específicos: turismo. Tengo publicado un libro: Elipsis: estudio diacrónico y sincrónico. (2010) 高雄復文圖書出版社.

RESUMEN

Los profesores de español como lengua extranjera en Taiwán se encuentran, además de los errores normales de gramática: verbos mal conjugados, preposiciones, etc., o de sintaxis, como la colocación del adjetivo sistemáticamente delante del verbo –errores propios de las diferencias lingüísticas existentes entre el chino y el español–, con otro problema que suele llamarles especialmente la atención: la falta del “principio de economía”, es decir, los estudiantes usan palabras que no son necesarias para que se produzca la comunicación, es más, son redundantes; por ejemplo, es fácil encontrar giros como: “comer comida”, “dormir sobre la cama”, etc.

Si se conoce la lengua china, se sabe que muchos de estos errores de los alumnos se producen por lo que se denomina “calco estructural”, ya que se trata de una traducción literal no solo del significado sino también de la sintaxis de su lengua materna. Por ello, para ayudar a los aprendientes a que reconozcan estos “calcos estructurales”, lo fundamental es poder mostrarles un estudio contrastivo de ambas lenguas. Ya que como menciona Kayne en la introducción a su Syntaxe du français: le cycle transformationnel hay que “esclarecer la lengua a través de la teoría y la teoría a través del estudio de la lengua”.

Por ello, este artículo se centra en hacer un estudio contrastivo, atendiendo a la forma para enseñar a los aprendientes taiwaneses a reconocer algunos de los “calcos estructurales”, para que así puedan evitar caer en ellos.

ABSTRACT

Professors who teach Spanish as a foreign language in Taiwan find that, in addition to common grammatical errors such as: badly conjugated verbs, prepositions, or of syntax such as placing adjectives before verbs, grammatical mistakes are made due to the existing linguistic differences between Chinese and Spanish. There is another problem which particularly catches our attention: the lack of “economic principle”. Students use words that are not necessary to produce communication and are moreover redundant. For example, it’s easy to find such as “eat food”, “sleep on the bed”, etc.

If an individual understands the Chinese language, he will understand that many of these errors are caused by “false friends”. The reason being is that, for translation, one does not only need to consider the meaning of the words but also the syntax of in the target language. Therefore, in order to help the learners recognize these “false friends”, it is imperative to be able show a contrastive study of both languages. As Kanye mentions in the introduction to his Syntaxe du Français : le cycle transformationnel one must: “clarify the language by theory and the theory through the study of the language.”

Therefore, this article focuses on making a contrastive study, based on the way to teach Taiwanese learners to recognize some of the “false friends”, so they can avoid making the same mistakes.

DESCARGAR PDF

ÍNDICE DEL NÚMERO 17

ESCRIBE TUS COMENTARIOS

*